Acerca del Conocer

Metodología Aiware -II

Juan Chamero, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. , al 24 de Abril del 2013

 

Fuente: Fathaur Tree

 

El conocimiento “antes” y “ahora”

Como metodología [i, k, A, K] también significa lo siguiente:

[intelligence to know Amap and Asap about Knowledge]

Que se traduciría por:

[inteligencia para saber tanto como sea posible y rápido sobre “algo”]

A la búsqueda de ese algo que nos interesa: Una acepción de ese algo bajo la forma de pronombre indefinido sería una “cosa” que no se quiere o no se puede nombrar. No obstante, todos los humanos sabemos o intuimos qué es esa cosa a la que en general coincidimos en llamar conocimiento, una especie de bien mental que se adquiere a través de la experiencia, la reflexión, el análisis y el estudio. Ese algo puede ser dominar un determinado arte o disciplina, un saber qué hacer en determinadas circunstancias, o saber dónde estamos “parados” en cada momento de nuestras vidas, un saber acerca de lo que en un momento y lugar es conveniente para nuestra salud, etc.

¿Hasta ahora, antes de Internet, cómo se adquiría y/o creaba conocimiento?: Por lo que sabemos, tanto en Occidente cuanto en Oriente a través de las siguientes actividades necesarias: 1) a través de la enseñanza transmitida de mente a mente (y en algunos casos de corazón a corazón) por “maestros”; 2) mediante la práctica, en solitario o bajo la guía de maestros y; 3) mediante la lectura y estudio de documentos “Autoridad”, en solitario o bajo la guía de maestros. Como los maestros son limitados y mortales nos queda, a la corta o a la larga, acudir al recurso de autoridades resistentes al paso del tiempo como libros, revistas y documentos de todo tipo en todos los medios que vaya posibilitando la tecnología. Complementariamente, el hombre fue creando Diccionarios, Enciclopedias, Tesauros y Bases de Conocimiento almacenadas en Bases de Datos.

¿Qué ha variado con Internet y en particular con la Web y con el advenimiento de las Redes Sociales y todo tipo de servicios distribuidos en “nube”?: En lo esencial poco y nada pero en lo metodológico puede ser mucho en la medida que estemos dispuestos a adaptarnos. Por lo pronto en lo cuantitativo, hagamos un ejercicio de imaginería en dos escenarios globales del tipo antes - hoy separados 15 años, 1998 - 2013, una generación:

i - Bibliotecas Públicas: digamos una por ciudad o pueblo, del orden de la decena de millones. Este recurso no ha experimentado modificaciones sensibles a lo largo de ese período con tendencia a la baja en cantidad y calidad;

ii - Bibliotecas Personales: van perdiendo su razón de ser. Aún hoy se conservan en gran parte por tradición y cariño al libro y a lo que significa: bibliotecas de algunos pocos cientos, a lo sumo de 1.000 a 2.000 libros para gente con vida académica y profesional muy intensa;

iii - “Enterarse” a través de los medios: he aquí una gran diferencia entre el antes y el hoy de nuestro ejercicio de imaginería: hoy por ejemplo no es necesario acceder a las “hemerotecas” sino que absolutamente todo lo publicado está registrado en la Web, en teoría para siempre;

iv - Páginas Web: una nueva forma de documentar: mediante documentos enlazados temáticamente, generalmente en forma subjetiva, y en los cuales quedan registrados “pedacitos de conocimiento”. No siempre estos documentos están “bien escritos” cual si fueran algoritmos literarios bajo la forma de libros, ensayos,  o folletos, ni siempre pueden ser considerados “Autoridad”. Si al año 1998 había unas 500 millones de páginas Web en las cuales el “Conocimiento” disponible a esa fecha se iba atomizando y distribuyendo uniformemente al azar por el espacio Web, en el año 2013 hay más de 30.000 millones de páginas Web, con el conocimiento humano más atomizado y caóticamente distribuido que nunca.

En efecto, si “antes” (1998), de los mencionados 500 millones solo unos 5 millones podían ser considerados “Autoridades”, de los actuales 30.000 millones a lo sumo unos 10 millones pueden ser considerados “Autoridades” pero en cambio aparecen no menos de 300 millones de “nuevas Autoridades”, gente con buena formación que no solo opina sino que documenta y bien, en solitario o cooperando con otros. Lo que antes podía ser considerado “vulgar” hoy no lo es sino que pasa a formar parte esencial del conocimiento humano.

Nota del Webmaster: Para muchos pensadores lo que la humanidad está experimentando hoy podría llegar a ser visto históricamente como una Nueva Alta Edad Media, una época de trámite muy acelerado de cambios profundos y masivos, quizás un paso necesario para arribar a un Nuevo Renacimiento.

 

 

Additional information