Pensamiento Papa Francisco 3 - Bergoglio Revolucionario

Observatorio Semántico – Exploración 3

Juan Chamero

 

Como tema exploratorio hemos elegido el interesante artículo del diario Infobae titulado Bergoglio, “revolucionario” pero contrario a la Teología de la Liberación – Infobae.com que nos permite ir adentrándonos en un “ver más y mejor” eel pensamiento del objeto en estudio: El Papa Francisco. Reproducimos la esencia de ese artículo que es además muy rico en “metadata”, ejes semánticos que nos permitirán ir definiendo a nuestro objeto en estudio en forma semánticamente precisa. A continuación del artículo seguiremos nosotros con nuestro análisis

 

 

 

El teólogo, filósofo e historiador Sandro Magister recorre en un artículo la relación de Jorge Mario Bergoglio con la célebre Teología de la Liberación –fruto del cruce de las Sagradas Escrituras con la doctrina marxista-, cuyo escenario principal fue la América Latina efervescente de los años 70. Este experto en asuntos vaticanos sigue de muy cerca el flamante pontificado del Papa argentino, analizando en detalle todos sus actos, gestos e intervenciones. Aquí, hace un recorrido por escritos de Bergoglio previos a su entronización como Francisco, para sustentar la distancia que tuvo con corrientes en las que vio un “progresismo adolescente”.

A continuación, el artículo completo de Sandro Magister:

ROMA – En perdurable luna de miel con la opinión pública, el papa Francisco se ha ganado también el elogio del más combativo de los teólogos franciscanos, el brasileño Leonardo Boff (foto): “Francisco dará una lección a la Iglesia. Salimos de un invierno rígido y tenebroso. Con él viene la primavera”.

En realidad, Boff abandonó desde  hace tiempo el hábito franciscano, se casó y ha sustituido el amor por Marx, por el amor ecologista, por la madre tierra y el hermano sol. Pero es todavía el más famoso y el más citado de los teólogos de la liberación.

Cuando apenas tres días después de su elevación al papado Jorge Mario Bergoglio invocó “una Iglesia pobre y para los pobres”, parecía una cosa hecha su anexión a las filas de los revolucionarios. En realidad, hay un abismo entre la visión de los teólogos latinoamericanos de la liberación y la visión de este Papa argentino. Bergoglio no es un prolífico autor de libros, pero lo que ha dejado por escrito es suficiente y permite entender qué tiene en mente con su insistente mezclarse con el “pueblo”.

Conoce bien la teología de la liberación, la vio nacer y crecer también entre sus hermanos jesuitas, pero siempre marcó su desacuerdo con ella, inclusive al precio de encontrarse aislado. Sus teólogos de referencia no eran Boff, ni [Gustavo] Gutiérrez ni [Jon] Sobrino, sino el argentino Juan Carlos Scannone, también jesuita, pero muy poco conocido, quien había sido su profesor de griego y que había elaborado una teología, no de la liberación sino “del pueblo”, fundamentada sobre la cultura y la religiosidad de la gente común, en primer lugar de los pobres, con su espiritualidad tradicional y su sensibilidad por la justicia.

 

 

Hoy, con 81 años de edad, Scannone es considerado el máximo teólogo argentino vivo, mientras que sobre lo que queda de la teología de la liberación ya en el 2005 Bergoglio concluyó su discurso de este modo: “Con el derrumbe del imperio totalitario del ‘socialismo real’, esas corrientes quedaron sumidas en el desconcierto, incapaces de un replanteamiento radical y de una nueva creatividad. Sobrevivientes por inercias, aunque haya todavía hoy quienes las propongan anacrónicamente”.

Bergoglio deslizó esta sentencia condenatoria contra la teología de la liberación en uno de sus escritos más reveladores: el prólogo a un libro sobre el futuro de América Latina, el cual tiene como autor a su amigo más íntimo en la curia vaticana, el uruguayo Guzmán Carriquiry Lecour, secretario general de la Pontificia Comisión para América Latina, casado, con hijos y nietos, el laico de más alto rango en la curia.

 

A juicio de Bergoglio, el continente latinoamericano ya ha conquistado un puesto de “clase media” en el orden mundial y está destinado a imponerse todavía más en futuros escenarios, pero está socavado en lo que tiene de más propio, la fe y la “sabiduría católica” de su pueblo. Bergoglio deslizó esta sentencia condenatoria contra la teología de la liberación en uno de sus escritos más reveladores: el prólogo a un libro sobre el futuro de América Latina, el cual tiene como autor a su amigo más íntimo en la curia vaticana, el uruguayo Guzmán Carriquiry Lecour, secretario general de la Pontificia Comisión para América Latina, casado, con hijos y nietos, el laico de más alto rango en la curia.

 

La trampa más temible la ve en lo que él llama “progresismo adolescente”, un entusiasmo por el progreso que en realidad se vuelve – dice – contra los pueblos y las naciones, contra su identidad católica, ya que “tiene relación con una concepción de la laicidad del Estado que más bien es “laicismo militante“.

 

El domingo pasado rompió lanzas a favor de la protección jurídica del embrión, en Europa. En Buenos Aires no se olvida su tenaz oposición contra las leyes a favor del aborto libre y los matrimonios “gays”. En la promoción de leyes similares en todo el mundo él ve la ofensiva de “una concepción imperial de la globalización”, la cual “constituye el totalitarismo más peligroso de la posmodernidad”.

 

Es una ofensiva que para Bergoglio lleva el signo del Anticristo, como en una novela a la que le gusta citar: Señor del mundo, de Robert H. Benson, anglicano convertido al catolicismo hace un siglo.

En sus homilías como Papa, la más que frecuente referencia al diablo no es un artificio retórico. Para el papa Francisco el diablo es más real que nunca, es “el príncipe de este mundo” que Jesús ha derrotado para siempre, pero que todavía tiene libertad para hacer el mal. En una homilía de hace algunos días ha formulado una advertencia: “El diálogo es necesario entre nosotros, para forjar la paz. Pero con el príncipe de este mundo no se puede dialogar. Jamás”.

 

La continuidad entre el papa Francisco y la teología de Scannone ha sido puesta de relieve también por el cardenal Camillo Ruini, en una entrevista a Il Foglio del 26 de abril:

“En los años ’70 he dictado cursos monográficos, en Reggio Emilia y en Boloña, sobre la teología de la liberación, que en ese entonces estaba de moda en Italia. Por eso he estudiado un poco también la teología argentina, por ejemplo la elaborada por el jesuita Juan Carlos Scannone, quien fue profesor de Bergoglio. Ya entonces esta teología era reconocida como esencialmente diferente, porque no se basaba en el análisis marxista de la sociedad, sino sobre la religiosidad popular. Asimilar hoy la insistencia del papa Francisco sobre la pobreza y sobre la cercanía a los pobres con la teología de la liberación está totalmente fuera de lugar. Se trata, por el contrario, simplemente, de fidelidad a Jesús y al Evangelio”.

 

 

Juan Carlos Scannone,  s.j.,  según Jesuitas.org.ar

 

Sitios Autoridad consultados

Bergoglio,  "revolucionario" pero contrario a la Teología de la Liberación – Infobae.com.

El Sitio de Sandro Magister,  de Chiesa.Espresso.repubblica, it,  de Italia,  en EN,  ES IT FR;

Leonardo Boff,  según Wikipedia;

Jesuitas Argentina,  http://www.jesuitas.org.ar/argentina/,  por Provincia Argentino-Uruguaya

Teología del Pueblo versus la Teología del Pueblo,  de Juan Carlos Scannone s.j,  ,  según Missionline.org;

Blog Good Jesuit,  Bad Jesuit,  Blog Buen Jesuita ,  Mal Jesuita,  por Joseph Fromm,  ni un jesuita ni un laico,  simplemente un gombre que dice haber estado cinco años bajo la dirección espiritual de un jesuita y por ello ha quedado impactado y ansioso de brindar una “devolución” sobre temas afines a esta orden. Este blog reproduce una entrevista (en inglés) al teólogo jesuita Juan Carlos Scannone s.j. contando anécdotas del actual Papa:

“He sent me an e-mail” after he was elected Pope and a few days ago he called a fellow Jesuit to wish him happy birthday. He may be Pope now but he is the same approachable and friendly person he always was.” “He has always been a very serious and highly intelligent man,  even when it comes to manual tasks, ” Fr. Scannone went on to say. “He’s a good driver,  for example. He never used a driver when he was rector and then archbishop.” 

 

Teólogo Juan Carlos Scannone, s.j.

 

“Bergoglio is good at multi-tasking. Here in Argentina we have a word for special people like him: an orchestra man, ” Scannone said.  

"This is a person who can play the piano,  the trombone and the violin at the same time. I remember one time he was typing up an article,  then he went to put a wash on and after that he received someone for spiritual advice. He was able to carry out a spiritual,  mechanical and manual task all at the same time and to the highest level. Not everyone possesses these skills. He is very good at cooking,  for example. He used to cook one of his favourite dishes is stuffed suckling pig,  right here in San Miguel.”  

Fr. Scannone then remembered one occasion when Pope Francis’ great altruism really came through. “One day,  a priest who had gone to Mar del Plata fell ill and was stuck there. Bergoglio,  who was auxiliary bishop at the time,  travelled four hundred kilometres to be by his side,  

so he was not alone. Do you see? And he was an auxiliary bishop at the time,  not a simple parish priest. Here is another example: one day I went to see Cardinal Quarracino,  Bergoglio’s predecessor. I went with another priest who is a friend of mine,  to ask the cardinal to sign a petition for a project. He signed it and confided this to me: do you know who the best loved auxiliary bishop among the young clerics of Buenos Aires is? Bergoglio! Of course. Because it was the clergy who loved him the most.”  

 

Básicamente dice que Bergoglio (el actual Papa Francisco) es un “hombre orquesta”,  desde lo manual a lo espiritual: por ejemplo puede tocar el piano,  el trombón y el violín,  escribir un artículo,  cocinar (lo hace muy bien) y al mismo tiempo impartir consejos. Y cuenta dos anécdotas que contribuyen a ir formando su imagen de persona simple,  amigable y altruista: siendo Obispo auxiliar un sacerdote de su conocimiento cayó enfermo en Mar del Plata y en el acto se subió a su coche y manejó 400 kilómetros para estar a su lado. La otra se refiere al concepto en el cual lo tenía el Cardenal Quarracino su predecesor como Primado de Argentina: es el más amado entre el clero joven de Buenos Aires.

 

Metadata

Bergolio,  jorge mario bergoglio, Leonardo Boff,  Teología de la Liberación, Teología del Pueblo, amor ecologista,  Sandro Magister,  progresismo adolescente, doctrina marxista, Sagradas escrituras, teólogos latinoamericanos de la liberación, visión del Papa Argentino, mezclarse con el pueblo, Gustavo Gutiérres, Jon Sobrno, cultura y religiosidad de la gente común, socialismo real, imperio totalitario del socialismo real, Guzmán Carriquiry Lecour, Pontificia Comisión para América Latina, sabiduría católica del pueblo, laicismo militante, protección jurídica del embrión, aborto libre, matrimonios gays, Juan Carlos Scannone, concepción globalista de la globalización, posmodernidad,  totalitarimos posmodernos, totalitarismo más peligroso de la posmodernidad, signo del anticristo, Señor del Mundo, Robert H. Benson, Camilo Ruini, teología argentina, la teología argentina, fidelidad a Jesús, fidelidad al Evangelio, fidelidad a Jesús y al Evangelio

Additional information